Mi hija es un desastre

A sus dos años, mi hija es una ruleta rusa emocional. Por estos días es difícil estar a su lado sin tener que sortear, uno a uno, los implacables giros de su carácter. Confieso que es difícil, si no imposible, seguirle el ritmo sin que caigamos rendidos apenas se duerme o a veces, incluso, mientras lo … Sigue leyendo Mi hija es un desastre