La educación prohibida (¿creamos pequeños robots egoístas?)

Intento observar a mi hija cada vez que me lo permite. Cuando juega sola, cuando se permite y nos permite esos instantes que son mágicos: ella, descubriendo el mundo sin el ojo protector de su madre o de su padre; descosiendo lo que, ignora aún, es una estructura endeble pero, a fin de cuentas, estructura: … Sigue leyendo La educación prohibida (¿creamos pequeños robots egoístas?)